Soy boluntario, mis conclusiones

Una gran polémica desató la nueva campaña de “Un techo para mi pais” donde combinando la palabra “boludo” con “voluntaria”, argumentaron un concepto que personalmente creo, está muy tirado de los pelos. Quiero recortar algunos pensamientos aislados que me surgieron cuando analizo la campaña.

Caso: Soy boluntario

1. La solidaridad no tiene buena prensa. Por mas que alguien me diga que cada día somos mas solidarios, me ponga como ejemplo a lo que hace Unicef en el día del niño o me muestre como las grandes compañías se hacen llamar “verdes” para mejorar su imagen de marca, yo creo que cada día aumenta el egoismo y el desinteres por el otro. La solidaridad tiene buena prensa de labios para afuera, ya que basta ver a alguien tropezarse en la calle y ver como la indiferencia reina por doquier. Por eso aclaro que no es tarea fácil hacer comunicación publicitaria sobre temas solidarios.

2. La polémica vende pero tiene un costo. Estuve escuchando comentarios de la gente en las redes sociales y como era previsible, genera simultaneamente un gran amor-odio. Algunos felicitan la iniciativa y se auto denominan “boluntarios” y otros la detestan y se preguntan ¿soy boludo por creer en mi pais? De cualquier manera, los “cráneos” de esta campaña lograron su cometido. La gente hablando de su campaña, como yo en este momento.

3. Cuidado! Existe un gran peligro ya que el mensaje puede ser vanalizado. En los últimos años, la palabra “boludo/boluda” ha sido fuertemente incluída en los diálogos adolescentes como un simple llamado de atención. Para muchos jóvenes y adolescentes, esa palabra no es un insulto sino un término común. Ergo, usar ésta palabra revertiendo su significado sólo para esta campaña, puede correr un alto riesgo de banalizar la solidaridad. Profundizando en la cuestión, la acción genuina de ayudar a otros se ve bastardeada, ya que el que ayuda no necesita erguirse como “boluntario”, lo hace porque hay algo dentro de su corazón que lo motiva a ser solidario. Combinar la profunda motivación de ayudar con la vulgaridad de una palabra común, tiene un costo que solo tiempo decidirá como termina esta historia.

4. Analicemos por un momento, esta frase “soy una boluntaria que cree que puede cambiar este pais”. Volviéndo al video que cité anteriormente, observo que el camino para conectar ambas ideas es por lo pronto un poco sinuoso. Ellos justifican que creen que pueden cambiar el pais porque son personas con “huevos grandes”, es decir, porque tienen aguante, tienen fuerza, tiene garra; y utilizan con éste fin la palabra “boluntario” para conectar estas dos ideas. Esta comunicación tiene mucho ruido. Resignificar una palabra para luego conectarla con una idea es un arduo trabajo que puede resultar muy positivo o todo lo contrario. Si pudiera personificar la “acción de creer” lo haría con alguien que tiene esperanza. Personalmente no me siento identificado, pues están pisoteando mi fé. En otras palabras y literalmente hablando, no es de “boludos” creer que algo puede cambiar, es por lo pronto algo muy distinto. Esa palabra no tiene nada que ver con la acción de creer.

Analizando fríamente los números de la campaña y si entendemos a la “solidaridad” como un departamento de ventas, si la acción sumó nuevos “boluntarios” fue efectiva, de lo contrario habrá sido sólo un poco ruido en una ciudad aturdida por miles de impactos publicitarios.

Abogado, emprendedor, curioso, músico, digital, publicista… que mezcla, verdad? Tambien fui el conductor de @BizNexo, una linda historia que duro 2 años. http://about.me/jorgeyunes 
468 ad