Si cuento mi idea, me la robarán?

Si bien nuestro blog es orientado a publicistas, y sabemos que las agencias tienen un cuidado proceso de gestación de las ideas, queremos hablarles tambien a aquellos que emprenden. En el mundo emprendedor existe un gran miedo generalizado que tiene muy buena prensa.

Te pueden robar las ideas, no las cuentes

Por mucho tiempo gran cantidad de personas guardan sus ideas en los cajones. Las ideas duermen el silencio de los inocentes porque nosotros tenemos miedo de que nos roben la fantástica idea que se nos ha ocurrido. A partir de este paradigmático pensamiento contemporáneo, quiero mostrarte en 4 puntos algunas razones para pensar diferente.

1. La espuma de la emoción de tener una brillante idea.
Solo persiste en quién tiene la capacidad de volver a llenar el vaso. Cuando servis un vaso de cerveza, se puede compartir la espuma y hasta te la pueden quitar, pero no pueden quitarte el cómo la generaste. La pasion del que tiene una idea, muchas veces se conecta con algo interno de la persona y sólo podrá continuarla quien ha visto la necesidad y tiene la capacidad de satisfacerla.

2. Sobre ideas digitales y de web 2.0.
existen hoy muchas herramientas para resguardarlas. Por ejemplo es bueno registrar los dominios referidos al nombre de la idea. Tambien uno puede rodearse de serias instituciones que pueden ayudar a pequeños emprendedores para gestionarla con seriedad y compromiso.

3. Es bueno tener ideas, pero mejor es hacerlas!
Uno debe llevarla a cabo, debe comenzar con algo pequeño, algo simple, aplicar de manera sencilla para poder avanzar. Por tener altos y complicados objetivos, nos perdemos en el horizonte y nunca comenzamos! Aplicar en algo pequeño, comenzar y luego escalar, es el mejor camino que puede acompañar a tu idea.

4. Finalizando, no hay que bajar los brazos!
No hay que desanimarnos con las diferentes opiniones. Buscar varias y de diferentes lugares, es la clave. Para obtener devoluciones es indispensable contarlas, tener algo escrito y organizado. Para recibir hay que dar. El mejor motor para llevar a cabo las ideas es escribir. No sólo es económico, sino tambien es clarificador de conceptos y disparador de nuevas ideas, sobre la idea inicial.

Un vaso solo puede llenarse solo cuando se vacía. Tenés que dar para recibir. Sembrar para cosechar. Sacá tu idea del cajon, armá algunos apuntes y comenzá a compartila con amigos y personas que puedan darte mas claridad sobre la misma! Que los miedos no te duerman la pasión de hacer cosas.

Hacé pogo!

468 ad