70% de chamu por @velendk

Nota de Editor: Todos los que trabajamos en comunicación seguramente leímos ésta semana la nota en La Nacion de Julian Gallo sobre la campaña en redes sociales de Macri. Si todavía no lo hiciste, recomendamos su lectura para entender lo que sigue a continuación. Muchas gracias!

____________________________________________________________________

Me dijeron que uno es esclavo de sus palabras pero no me avivé que en Twitter este dicho valía doble. Ahora me toca hacerme cargo del puto tweet que hice esta mañana mientras puteaba por el clima… porque ahora que Macri es Presidente estas van a ser nuestras únicas preocupaciones (?).

Si me pidieran que cuente un caso de éxito en redes sociales para alguna de las marcas con las que trabajé claramente resaltaría lo bueno, con lo cual la nota de Gallo a pesar de ser interesante es totalmente parcial.

Analizar números de la semana después del ballotage es como tener pizza fría en la heladera para bajonear cuando llegás a tu casa un domingo a las 6am. Todo se ve muchísimo más maravilloso!. La métrica de “personas hablando de esto” indica las personas que interactuaron con tu contenido (interactuar en sentido amplio, incluye miles de items) en un período de siete días. Con lo cual, además de ser un métrica muy 2005, si no me dicen con qué período de Obama lo están comparando, la comparación se anula automáticamente.

Ni hablar que el que compartió el posteo para putear a Macri en su biografía también se cuenta como “interacción” y como “persona hablando de esto”, con lo cual la palabra “interacción” deja de tener la asociación mental estrictamente positiva que casi todos tenemos.

Desconozco si fue queriendo o sin querer, pero en el período del 25 de octubre al 1 de noviembre como detalla la nota, se hicieron seis posteos de los cuales TODOS fueron videos. Y los que trabajamos en esto, sabemos que Facebook está dándole muchísimo más alcance orgánico a los videos que a las imágenes. Con lo cual, de forma estricta, quizás alcanzaron a 15 millones de personas, pero con el empujón temporal del edgerank de Facebook. Ya sé, me estoy poniendo en forra, pero llueve y es feriado.

Me gustó que blanqueen la estrategia que plantea a Macri como un medio y no como una página para generar comunidad, engagement y bullshit marketinero. Todos somos un medio, en menor o mayor medida todos tenemos nuestra audiencia. Aceptemos que tradujeron mal “Social Media” y no son redes sociales, son medios sociales! Ahora bien, eso no puede haber sido lo que “organizó” a Macri, sino que venga un ovni y me lleve ahora.

“Pensarse a sí mismo como un medio exigió ante todo pensar en las personas que iban a leer, ver e interactuar con sus contenidos, como una audiencia cuyas reacciones y su comportamiento serían significativos”. No es este el ABC del marketing?


oh-yea-duh

Elegir Facebook como centro de la comunicación era la única ventana operable de Macri. No tiene la espontaneidad para sobrevivir en Twitter (porque en Twitter se sobrevive), ni tiene la avidez para poder comunicar en tiempo real (característica fundamental de la plataforma). En cambio en Facebook todo puede ser guionado (de hecho tengo una apuesta con amigos que sus bailes son armados por un coreógrafo). Ah, y una aclaración sobre la nota: las agencias especializadas analizan la popularidad de candidatos en Twitter porque es una plataforma pública y abierta, no como Facebook donde sólo se pueden trackear perfiles y menciones públicos.

Lejos de militar por algún partido político y siendo sólo fanática de la democracia y de Boca, lo último que les quiero decir es que esta nota también es totalmente parcial.

¿Llegué al 70% de chamu?

Velen Diaz

Con v corta y sin tilde.

Una vez hice un posteo con 92% de reach orgánico.

468 ad